Libertad de expresión

Fotografía de Juan Fernando Ospina

Por Pascual Gaviria

La alcaldía de Medellín cercó durante 15 días el barrio El Sinaí para una supuesta protección de contagios. Aquí hay algunas consideraciones sobre ese cierre en el editorial de la edición 115, Cercos epidemioilógicos.

El 5 de Junio fuimos tres periodistas de Universo Centro y una periodista del periódico Mi columna a visitar el “gueto”. Nos impidieron el ingreso, el barrio estaba cerrado para la prensa pero podían entrar a surtir las tiendas. Mejor dicho entre la gaseosa y no la prensa. La subsecretaria de salud Ruth Helena Mena nos dijo que el ingreso estaba prohibido por seguridad. Y la policía nos informó que simplemente cumplían órdenes de la alcaldía.

Algunas consideraciones sobre la eficacia y los motivos del cierre de El Sinaí:

Fotografía de Juan Fernando Ospina

El 23 de junio se falló la tutela por el Juzgado Tercero Civil Municipal. El cierre terminó el 15 de junio, por lo que el juzgado declara la “carencia actual de objeto por daño consumado”. El segundo punto del fallo es muy claro: “Advertir a la alcaldía de Medellín que, en lo sucesivo, se abstenga de incurrir en conductas que propendan a abusos contra la libertad de expresión e información con el argumento de conservar la seguridad y el orden público…”

El virus no es un asunto solo de administraciones locales, regionales o nacionales, es un reto en el que deben intervenir todos los poderes, y con mayor razón contrapoderes ciudadanos y periodísticos. La gente en El Sinaí pedía el ingreso de medios, quería hablar de su realidad. El cuidado nunca se debe confundir con el abuso y la arbitrariedad, el virus autoritario también tiene defensas en nuestra Constitución.

Para cerrar, lean El encierro de El Sinaí, una crónica de Santiago Rodas, sobre el primer día de cerco. Lleguen hasta el final para que adviertan los riegos de civil.

Foto de Liberman Arango

Suscríbase al boletín
de Universo Centro

© Copyright – Quarentena, todos los derechos reservados
Cohete.net

© Quarentena, todos los derechos reservados
Cohete.net