Oficios Públicos, siga Ud.

Yolanda, protagonista portada UC 114

Reportería y mecanografía por Alfonso Buitrago y Pascual Gaviria
Fotografías de Juan Fernando Ospina

Hay oficios que sacan pecho en plena pandemia, a los que el riesgo enaltece, como el personal médico, que en lugar de ir a una “guerra”, como dicen los que solo truenan, se sumergen día a día en un caldo de agentes patógenos.

***

Trabajan sin encierro vigilantes, cultivadores, transportadores de alimentos, policías, cocineros, personal de oficios varios, mecánicos; y otros caen parados en la rueda de las desventuras, como los domiciliarios.

***

A Yolanda Urrea, supernumeraria de la Fundación EPM, le corresponde cuidar y limpiar los baños públicos que por estos días son la estación esperanza de aquellos que viven el aislamiento en plena calle. Algo de aseo para limpiar la curva de la necesidad.

***

Hasta hace poco se encargaba de los baños del parque San Antonio, en los bajos del puente de San Juan, donde atraviesan sus angustias decenas de consumidores de droga callejeros. “Vivía aterrorizada de que me hicieran algo”.

***

Lo cuenta con un tapabocas en el rostro, sentada con la dignidad de quien cumple un deber indeclinable. Sobresalen sus cejas depiladas y algo de maquillaje, el uniforme impecable y las manos leves sobre el regazo.

***

En cuarentena la mandaron a cubrir una incapacidad a Barrio Triste, en los baños ubicados en los bajos del puente peatonal que da al parque de los pies descalzos. “Yo creo que ese dolor que mantenía en el cuello era el miedo”.

***

Cuando no había virus, los transeúntes y el agite acostumbrado de carros le daban seguridad. “Pero en estas soledades cualquiera lo mete a uno ahí adentro y lo viola”, dice y tensiona las manos y se acomoda el uniforme.

***

En una carreta-casa asoman dos clientas habituales del baño de Yolanda: “Vea aquí está la habitación principal y la sala y allá afuera está el baño”, dice Yesica, una vieja conocida de Barrio Triste. Se ríen y echan carreta.

***

Yolanda exhibe una dignidad serena, silenciosa, casi a escondidas. El baño luce impecable. Una buena parte de la gente que lo usa sigue en la calle. El tapa bocas es un viejo conocido en su oficio.

Suscríbase al boletín
de Universo Centro

© Copyright – Quarentena, todos los derechos reservados
Cohete.net

© Quarentena, todos los derechos reservados
Cohete.net